La uva es una fruta dulce, rápida y fácil de comer.

Es uno de los mejores alimentos antioxidantes, especialmente nutritiva cumpliendo funciones limpiadoras y regeneradoras. Es rica en vitamina B, aportando minerales como el calcio, magnesio, fosforo, potasio, sodio, un poco de hierro, cobre y zinc. Su riqueza en azúcar e hidratos de carbono constituyen una fuente natural de energía.

Ayuda a purificar el organismo, estimula la circulación sanguínea, limpia la sangre, hígado y riñón, previene el estreñimiento, y favorece el estado de la piel. Por su alto contenido de nutrientes se convierte en un alimento muy completo para niños en desarrollo. Posee cualidades curativas en enfermedades reumáticas, renales, alergias, además se investiga su función preventiva en la aparición de cáncer.