Uva de Mesa Fresca:
Chile es el mayor productor del hemisferio sur. Casi el 30% de la superficie plantada del país con frutas frescas corresponde a uva de mesa. El clima árido del verano chileno ofrece condiciones ideales para la producción de una fruta reconocida internacionalmente por su calidad y sabor.