Es la principal variedad de Kiwi cultivada en Chile, y la más conocida y solicitada.

De forma Cilíndrica, su cáscara es delgada y áspera, y su pulpa es de un verde brillante. Las semillas, pequeñas y comestibles, forman una corona alrededor de un centro blanco. Posee un exquisito sabor dulce un poco áspero.

El kiwi tiene una función refrescante, diurética y depurativa, gracias a un alto contenido de vitamina C y E, aumenta las defensas naturales del cuerpo y protege las paredes vasculares. Es rico en minerales destacando el potasio, magnesio y cobre. Posee un alto contenido en fibra y ácido fólico, es antioxidante, poco calórico, favorece la absorción de hierro, refuerza el sistema inmunológico. Es rico en luteína que actúa como filtro de las radiaciones solares y además previene el cáncer y enfermedades cardiacas.